Imágenes, 25 de Julio de 2000




En estas imágenes se ve el estado actual de los efectos de iluminación. He empleado normales por píxel, lo que permite desplazar la posición del sol a lo largo del día, de forma que los sombreados se iluminen de forma realista en cualquier superficie. Ahora trabajo para conseguir además la iluminación con fuentes puntuales. Paradójicamente, trabajo con la iluminación para conseguir algo que antes no tenía: oscuridad. La abadía será a partir de ahora un lugar mucho más oscuro de lo que fue en la versión provisional. Todo esto sin renunciar al modo de 256 colores.








Volver